¿Cómo se vive la última noche del año en el mundo?

¿Cómo se vive la última noche del año en el mundo?

La Nochevieja o fin de año es la última noche del año y tiene lugar desde el 31 de diciembre hasta el 1 de enero (Año Nuevo). Esta festividad se celebra desde que se modificó el calendario gregoriano en 1582, aunque muchas costumbres han ido evolucionando con el paso del tiempo y cada país vive y ha instaurado sus propias peculiaridades para darle la bienvenida. Te invitamos a hacer este viaje alrededor del mundo de las festividades.

ESPAÑA

La tradición de Nochevieja más seguida en España es comer doce uvas acompañando las doce campanadas que anuncian la llegada del nuevo año. El origen de esta práctica se remonta 103 años atrás, cuando en 1909 hubo un excedente de cosecha y en las casas se aprovecharon las uvas para tomarlas la última noche del año. Algunas referencias apuntan a que, incluso en el siglo XIX, los burgueses ya habían instalado la costumbre de tomar este producto para dar la bienvenida a 365 nuevos días.

DINAMARCA

Quizás una de las tradiciones de fin de año europeas más desconocidas sea la que se lleva a cabo en Dinamarca, donde existe la tradición de que los comensales rompen los platos en los que han comido tras la cena de fin de año. La tradición más antigua, dice que éstos platos deben romperse contra la puerta de familiares y amigos queridos puesto que es signo de buena suerte. Otra de las tradiciones típicas para atraer a la suerte en este país nórdico es saltar desde lo alto de una silla, una tradición de fin de año que todos repiten tras las doce campanadas. ITALIA En Italia las lentejas son tan imprescindibles en la mesa de fin de año de los italianos, como lo son las uvas en España. Para los y las italianas, las lentejas representan la abundancia, el dinero y la riqueza que esperan que les traiga el nuevo año. Se comen tras sonar las campanadas y, cuantas más cucharas tomes, mayor riqueza puedes esperar. Se trata de una tradición de fin de año, que ya data de la época romana, cuando al acabar el año se regalaban estas legumbres.

ESTADOS UNIDOS

En Estados Unidos, la tradición marca que debes dar un beso la noche de fin de año, tras las campanadas. Se trata de una costumbre muy extendida entre los estadounidenses, y augura un año lleno de amor. No llevar a cabo esta tradición de fin de año, significa, para un norteamericano, correr el peligro de pasar los siguientes días del año en soledad, algo a lo que pocos se arriesgan.

INGLATERRA

En el otro país anglosajón, la tradición es bien distinta que en Estados unidos, puesto que lo que marca la tradición para fin de año en Inglaterra es lo que ellos llaman el “first footing”, o lo que es lo mismo, ser el primero tras sonar las campanadas, que se planta en casa de familiares o amigos. La llegada de este primer huésped a casa tras los primeros minutos del año, indica que la persona es portadora de suerte y es muy bien venido en la casa a la que llega. En este caso, parece que la tradición de fin de año de Ingaterra parece estar muy ligada a su famosa puntualidad británica que aplican incluso al finalizar el año. Además la visita se suele acompañar con algún tipo de presente, un regalo que antiguamente consistía en carbón o pan, pero que actualmente se ha actualizado regalando cualquier tipo de presente o bien dinero. TURQUÍA Recolectan granadas y las tiran desde el balcón a la calle de abajo. Cuanto más “explosiones” hayan, más abundante se supone que será el año.

VENEZUELA

En Venezuela es tradición comer las 12 uvas oyendo las campanadas por la radio, gracias a la herencia española transmitida por las comunidades residentes en el país. Se usa ropa interior roja para atraer el amor y se sale a la puerta de casa con una maleta para que el año que viene esté lleno de muchos y buenos viajes.

FRANCIA

Al igual que sucede en Italia, en Francia no se oyen las campanadas. La noche no se celebra con la familia en el país vecino sino que se celebra con amigos y en casa ya que la mayoría de bares y discotecas están cerrados ese día. Simplemente miran el reloj y brindan con champagne.

NORUEGA

En noruega se comen costillas de cordero en salazón conocidas como pinnekjøtt y peppercakes, galletas típicas de navidad. En su menú está el tradicional aguardiente y los platos a base de pescado y gachas de arroz. El día de fin de año, tras las campanadas, cada familia sale al jardín a tirar petardos y fuegos artificiales.

ALEMANIA

En Alemania tampoco se toman las uvas y es tradición dejar en el plato restos de lo que se haya cenado hasta después de medianoche. Una superstición que asegura que así tendrás la despensa llena el próximo año. En la decoración de la mesa se ponen las figuras de un limpiachimeneas y un cerdito con un trébol. A las 12 se brinda con champán y lanzan fuegos artificiales.

PERÚ

En Perú también toman las doce uvas, al igual que en España, pero la ropa interior de la última noche del año debe ser amarilla y no roja y debe estar puesta del revés. Además, en algunas zonas, ponen un huevo debajo de la cama que abren al día siguiente para interpretar el dibujo formado por la yema.

ESTONIA

La tradición en Estonia para recibir el Año Nuevo, es sólo apta para los más comilones. Para asegurarse una mesa repleta de comida durante el año siguiente, y lleno de prosperidad, hay que comer 7, 9 o 12 veces durante el día.

FILIPINAS

Es la forma en la que las mujeres filipinas celebran el Año Nuevo y llaman a la buena suerte, las mujeres llevan vestidos de lunares porque la forma redonda de los lunares simbolizan las monedas que traen prosperidad y salud. También suelen llevar unas monedas en el bolsillo con el mismo fin, las cuales hacen sonar justo al llegar la media noche. Además, en las casas es común que las frutas que se saquen a la mesa durante ese día sean redondas, nunca mango o papaya. También los niños saltan doce veces al llegar esa hora de la noche, para hacerse más altos y fuertes.

GROENLANDIA

Lo raro de la tradición para recibir el Año Nuevo es la cena, para la que se prepara un manjar llamado kiviak, que es carne de alca, un ave acuática.Lo curioso de esta receta no es sólo la especie de ave a la que no estamos acostumbrados, sino a que esta se come cruda, macerada dentro de la piel de una foca en la que se enrolla sin dejar entrar nada de aire, y que tarda 7 meses en estar lista para comer.

RUSIA

El día de Año Nuevo en Rusia, es el favorito de los niños, ya que es el día que viene el Abuelo de Hielo o como allí se conoce Ded Moroz, una especie de Papa Noel ruso, cargado de dulces, regalos, matriuskas, etc. que se consiguen siendo bueno durante todo el año, y bailando alrededor del árbol de Navidad.

IRLANDA

En Irlanda, un país con multitud de supersticiones, la llegada del Año Nuevo se convierte en todo un ritual. En primer lugar ese día no debe cerrarse ninguna puerta de la casa, para aquellos que ya no están con nosotros, puedan pasar libremente a celebrar esas fiestas tan especiales. Además la primera persona que salga de la casa en Año Nuevo, debe ser un hombre, moreno y alto para traer prosperidad al hogar, nunca una niña pelirroja que atraería la mala suerte. Pero la tradición más curiosa de todas, es la de tirar trozos de pan contra la pared para ahuyentar los mala suerte, y traer el buen humor a la familia… ¡las risas están garantizadas!

JAPÓN

En Japón, también tienen la tradición de recibir el nuevo año con campanadas, pero muchas más que en España, ni más ni menos que 108 campanadas de cada templo budista, con los que así se evitan los 108 pecados que los humanos pueden cometer. En cuanto a la gastronomía típica de ese día, siempre está presente toshikoshi-soba, unos fideos muy largos, tan largos como se hará la fortuna de la familia que los come.

BRASIL

La costumbre marca que debe celebrarse vestido de blanco y en la playa. Allí se salta sobre siete olas y se dejan barquitos con velas y flores en el mar con la intención de que éste se lo lleve, si esto pasa es señal de buena suerte. Pues ya sabes, hay múltiples opciones de unirte a la celebración del último día del año, ya sólo te queda elegir la que más te apetezca y ¡vivir la multiculturalidad aplicada a una noche de celebración!