Pedagogas: mujeres deconstruyendo estereotipos de género en la Historia

Pedagogas: mujeres deconstruyendo estereotipos de género en la Historia

Con motivo de la celebración del Día Internacional de la Mujer, desde Entreculturas queremos rendir homenaje a grandes mujeres de la Historia que dedicaron su vida a promover una educación comprometida con la construcción de una sociedad más justa e igualitaria.

Cada día hay más voces que insisten en el crucial papel que tiene la educación en la deconstrucción de los estereotipos de género y las prácticas discriminatorias, ya que es en los espacios socioeducativos donde se forjan los principios, valores y habilidades sociales de los y las ciudadanos y ciudadanas del mañana. Es por tanto innegable destacar el papel de la escuela y los y las educadores y educadoras en la promoción de una educación crítica, capaz de hacer posible las reivindicaciones que alrededor del 8 de marzo tanto escuchamos.

Dedicamos por tanto este espacio a todas las educadoras presentes y pasadas que tratan de forjar a través de su práctica profesional una sociedad igualitaria, rescatando para ello la trayectoria de algunas de las muchas mujeres que a lo largo de la Historia lucharon por construir modelos educativos acordes a las necesidades de su tiempo. Hemos optado por seleccionar figuras de los cinco continentes, a menudo no tan conocidas y celebradas, precisamente para visibilizar la significativa labor de quienes, a pesar de no contar en muchos casos con apoyo, medios, dedicaron su vida a asentar los pilares de la construcción de modelos educativos capaces de transformar la sociedad. Hoy recogemos su legado, trabajando por el mismo fin en distintas épocas.

Rosa Sensat i Vila (1873-1961) 
Pedagoga catalana, reconocida como principal impulsora de la renovación de la escuela pública catalana. De su mano entraron los principios y métodos de la Escuela Nueva en el sistema educativo español, caracterizados por defender la educación práctica, vivencial, participativa, democrática, colaborativa, activa, motivadora frente al sistema educativo tradicional. El interés de Sensat por la naturaleza le llevó a dirigir desde su creación en 1914 la Escuela del Bosque y su conexión con el movimiento feminista catalán la llevó a defender la revisión de las asignaturas consideradas femeninas, impulsando la enseñanza de las ciencias experimentales a niñas y mujeres. No en vano, según Rosa “la mejor escuela está a la sombra de un árbol”.

Gabriela Mistral (1889 – 1957)
Poetisa, diplomática y pedagoga chilena, se le considera una de las principales referentes de la poesía femenina universal. Su obra, la convirtió en la primera y única mujer latinoamericana en recibir el Nobel de Literatura, siendo premiada no sólo por su gran aporte a la poesía internacional, sino también por su lucha en defensa de la protección de la infancia, la educación y su feminismo inigualable. "Con osadía y sin dogmas, Mistral alimentó una redefinición de educación pública en que primara la diversidad cultural, de ideas y pensamientos, con el protagonismo de los sujetos que la constituyen, superando las profundas desigualdades sociales que arrecian nuestra educación y sociedad", dice Leonora Reyes.

Mary Lorna O´Brien
Educadora australiana de origen aborigen nacida en Laverton, fue la primera mujer originaria conocida en Australia Occidental en graduarse en una institución pública superior. Ejerció su labor pedagógica en distintas instituciones públicas durante 25 años, llegando a convertirse en una figura influyente en la política educativa debido a su labor profesional en el Ministerio de Educación de Australia Occidental y en la Sección de Educación de originarios.

Olga Cossettini (1898- 1987)
Fue una maestra y pedagoga argentina. Dedicó su vida, junto a su hermana Leticia, a transformar la escuela tradicional. Cossettini logró dar forma a una transformación sin precedentes en su escuela. "No se trataba de cambios de horarios y de programas; era una reforma profunda de la vida de la escuela que, con espíritu nuevo, iba a abrir de par en, par las puertas de las aulas a la vida". Durante su labor como docente, Cossettini trabajó para promover una educación en la que los niños y niñas fueran protagonistas de su aprendizaje, respetando sus personalidades, eliminando las fronteras entre la escuela y la comunidad y rechazando toda forma de discriminación de género, política, social, económica o de procedencia del alumnado.

Zulu Sofola (1935 – 1995)
Docente universitaria, Sofola es conocida por ser la primera dramaturga nigeriana publicada, así como la primera profesora de teatro en África. Formada en Virginia, regresó a Nigeria en 1966 para trabajar como profesora de artes escénicas en el Departamento de Artes Teatrales de la Universidad de Ibadan, en la que obtuvo el doctorado, así como profesora de Drama de la Universidad de Ilorin, donde fue nombrada Jefa del Departamento de Artes Escénicas. Además de docente, Sofola fue cantante, bailarina y una prolífica dramaturga, llegando a publicar y dirigir decenas de obras de teatro y televisión, en las que consagró un estilo propio que mezclaba el entorno africano tradicional y moderno, así como elementos de magia, mitos y rituales para tratar y examinar los conflictos entre el tradicionalismo y el modernismo en los que persiste la supremacía masculina.

Susan Brownell Anthony (1820 - 1906)
Docente y activista estadounidense por los derechos de la mujer, Susan ejerció la docencia en varias escuelas públicas a lo largo de su vida. En el transcurso de su trayectoria profesional luchó por el derecho a voto de las mujeres como parte activa del movimiento sufragista, promoviendo campañas para el derogamiento de legislaciones discriminatorias, escribiendo en medios editoriales y fundando entidades como la National Woman Suffrage Association. Durante su trayectoria activista y pedagógica, Brownell defendió la igualdad de derechos entre hombres y mujeres, promoviendo el empoderamiento y la participación activa de las mismas en los espacios de participación y toma de decisiones.

María de Maeztu (1881- 1948)
Pedagoga y humanista española, Maeztu impartió clases de numerosas escuelas públicas, fue autora de varias publicaciones relacionadas con la ética pedagógica y dirigió entidades de encuentro y desarrollo educativo, cultural y profesional para mujeres como el Lyceum Club Femenino. Nombrada doctora honoris causa por distintas universidades del mundo, su labor profesional estuvo centrada en el fomento de la emancipación y empoderamiento de las mujeres a través de la educación. “La primera tarea a realizar es la de preparar a nuestras mujeres y claro está que confío como único y exclusivo medio en la educación, que les dará fuerza para descubrir nuevos mundos, no sospechados hasta ahora”.

Enlaces relacionados